Inicio / NOTICIAS / Lionel Messi, ante un Mundial clave: ‘Es ahora o nunca‘

Lionel Messi, ante un Mundial clave: ‘Es ahora o nunca‘

 El capitán de la selección argentina tiene por delante la oportunidad de su vida de cumplir su asignatura pendiente. En Brasil 2014 se le escurrió el título de las manos en la final ante Alemania. Y en los dos años siguientes perdió otras dos finales en las Copas América 2015 y 2016, por lo que el listón en Rusia quedó en el escalón más alto.

La Copa del Mundo de Rusia 2018 encuentra al capitán de la selección argentina y estrella del Barcelona en ese momento de madurez, ese instante insuperable que combina experiencia, maestría y genialidad con el balón, pero que requiere también de un cuidado especial para no exigirlo al límite.

Será su cuarto Mundial y quizás, el último, advierte. ‘No hay otro más, hay que pensar en este como que va a ser el último y tratar de aprovechar la chance. Ojalá ganemos y podamos sacarnos la espina. Sería cerrar todo, sería extraordinario‘, asegura ‘La Pulga‘.

Messi nació el 24 de junio de 1987 en Rosario, unos 300 kilómetros al norte de Buenos Aires, que hoy, más allá del éxito y los años de desarraigo, es su lugar en el mundo. De pequeño jugó sus primeros partidos en el club Grandoli de Rosario y luego en las divisiones infantiles de Newell‘s Old Boys.

Ya se adivinaba que sería un crack, pese a padecer una deficiencia de la hormona de crecimiento, pero no pudo convencer a ningún club argentino hasta que llegó desde el club Barcelona una oferta muy atractiva para él, que le permitiría resolver su problema médico y abriría una nueva vida para toda su familia.

Messi se mudó a los 12 años a España y desde entonces juega en el Barcelona, donde desarrolló su carrera profesional y quebró todos los récords que tuvo a su alcance. Debutó con la camiseta albiceleste en junio de 2004 en un amistoso de la Sub 20 ante Paraguay.

Desde entonces, el delantero se divide entre el Barcelona y Argentina con la que conquistó el Mundial Sub 20 de Holanda en 2005 y la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008, pero nada aún con la selección mayor.

Jugó los Mundiales de Alemania 2006, Sudáfrica 2010 y Brasil 2014, sin poder marcar ni un gol en las etapas de duelos mano a mano.

A la par construyó una carrera brillante en el Barcelona, no le quedó ningún título por ganar y formó una familia con Antonella Roccuzzo, con quien tuvo tres hijos: Thiago, Mateo y el recientemente nacido Ciro.

Luego del enorme esfuerzo que le demandó durante años conquistar el corazón del hincha argentino, la frustración y la decepción llevaron al capitán a renunciar a la camiseta albiceleste tras la derrota por penales ante Chile en la final de la Copa América Centenario en 2016.

Su ausencia duró sin embargo unos pocos meses y sin siquiera haberse perdido un partido, arrepentido por la decisión y decidido a ponerse el equipo al hombro para buscar la clasificación a Rusia.

Messi admite que desde que es padre vive todo ‘de otra manera‘ y prefiere iniciar el Mundial con perfil bajo. ‘Le tengo mucha fe a este grupo, pero la gente tiene que saber que no vamos como candidatos‘.

también puedes leer

Mataron de un balazo en la espalda a un hombre en Villa Ercilia

La fiscal de investigaciones Nº 1 en turno Ingrid Wenner sigue la pista de un …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *