Inicio / NOTICIAS / Una jueza autorizó a un preso a ir al gimnasio para adelgazar

Una jueza autorizó a un preso a ir al gimnasio para adelgazar

De acuerdo a la acusación de la fiscalía, Arévalo es un ‘killer o sicario vinculado al tráfico de estupefacientes‘, y en caso de ser condenado podría recibir una pena mínima a diez años de prisión. Critican también que, dada su situación, Arévalo podría fugarse.

La resolución de la jueza fue solicitada por la defensora oficial Gladys Del Balzo, quien explicó que ‘el pedido no se hizo por cuestiones lúdicas sino por motivaciones médicas, ya que la persona tiene un nivel de obesidad tres que requiere un tratamiento, porque está con complicaciones cardiovasculares y metabólicas‘.

En diálogo con Télam, la defensora explicó que ‘si bien la causa está radicada en Puerto Madryn la persona está detenida en la alcaidía de Trelew y para que se cumpla el pedido solicitamos que el mismo viernes, que ya tiene autorización para el tratamiento psicológico, se le agregue también la práctica física para aglutinar en un día ambas prácticas‘.

La resolución mereció el reproche de la Fiscalía de Puerto Madryn, donde está radicada la causa, porque ‘el detenido ya estuvo prófugo de la Justicia durante cuatro meses, hasta que fue detenido en mayo del año pasado en la ciudad de La Plata‘, según reveló a Télam el fiscal en jefe de esa ciudad, Daniel Báez.

La defensora pública aclaró que ‘el imputado no tiene que ser trasladado de Puerto Madryn a Trelew, a 60 kilómetros, como se dijo, porque está en la alcaidía de esta última ciudad y de allí concurrirá al centro de día como de hecho lo viene haciendo para otra práctica‘.

En la resolución de la jueza Azaro, a la que tuvo acceso Télam “se autoriza que los días viernes se concentren ambas actividades, la psicológica y la de entrenamiento físico, bajo vigilancia y custodia permanente de personal policial”.

Arévalo está detenido como presunto autor del homicidio agravado de Pedro Machado (41), quien fue asesinado de dos balazos en el pecho, cometido el 16 de enero del año pasado.

Esa tarde Machado, que se encontraba bajo arresto domiciliario en una causa de asociación ilícita, robo de ganado y presuntamente también ligado al narcotráfico, fue ultimado de dos disparos en el pecho con un arma de fuego de alto poder, tipo 9 milímetros o 357 Magnun, que le perforó el corazón, por lo que ‘tuvo una sobrevida de un minuto‘, según el informe de la autopsia.

Machao había sido investigado en el caso ‘Arenas blancas‘ pero finalmente no resultó imputado durante el proceso judicial. En tanto, versiones extraoficiales sostienen que el hombre asesinado habría sido quien ‘perdió‘ los dos kilos de cocaína en setiembre de 2015 en Arroyo Verde, cuando el envoltorio fue encontrado por la Gendarmería Nacional.

también puedes leer

Un vehículo fue a parar dentro de una casa en la zona sur

Fuentes policiales confirmaron a NORTE que el hecho sucedió en calle Fortín Aguilar 750, en …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *